martes, 24 de febrero de 2009

El informe “T67 94769”


Podría ser algo así como el Santo Grial de la ufología española. El documento que demostrase que el Ejército del Aire no desclasificó todos los expedientes sobre el fenómeno ovni. Y no se trata de una exageración. El “T67 94769” es sólo uno de los varios informes que existen sobre la misteriosa aparición de varias luces en el cielo, el 6 de diciembre de 1965, y la recuperación de hasta 14 objetos de una o varias naves de origen oficialmente desconocido en Fuente de Cantos y Montemolín (Badajoz) y Lora del Río (Sevilla), localidades distantes unos 100 kilómetros.
Al poco de ocurrir el suceso, la embajada americana en Madrid tomó cartas en el asunto. El jefe del Estado, Francisco Franco, así lo indica uno de los documentos, fue informado en persona y autorizó que los restos fueran enviados a EEUU a cambio de recibir el resultado de sus investigaciones. Así lo explica el investigador valenciano Vicente Juan Ballester Olmos, el único que ha tenido acceso oficial a toda la documentación del caso (y que pronto hará pública por internet). El 'T67 94769', con más de 300 páginas, puede ser el informe más secreto de la historia de la ufología. Así, el 15 de junio de 1967 el Battelle Memorial Institute concluyó el informe “T67 94769” (en total, más de 300 páginas) titulado “Investigación de cinco cuerpos metálicos recuperados tras un vuelo espacial”. En su primera página puede leerse una indicación que aún hoy sigue vigente: "Secreto. No difundirse en el extranjero salvo en España" y con la indicación de que pertenecía al Grupo 1, es decir "excluido de desclasificación y reducción de categoría automática".
Un tercer cuño recuerda que el informe está protegido por las leyes de espionaje y que contiene información relativa a la Defensa Nacional. Ni en el famoso 'caso Roswell', en el que se dijo que el ejército americano había recuperado el cuerpo de un extraterrestre, aparecen documentos tan clasificados.
¿Qué gran misterio se esconde tras este Expediente X? ¿Qué ocultan más de 43 años después las autoridades? Según el ufólogo valenciano Ballester Olmos, "en realidad, los restos de una nave soviética del tipo Vostok, como ya aventuró la prensa de la época. Estamos ante unos documentos muy interesantes para los amantes de la carrera espacial y la astronáutica", añade. Sin embargo, "desde el punto de vista de la ufología es importante ya que podríamos decir que estamos ante lo que algún desaprensivo podría haber calificado de fraude y sin embargo es un fiel reflejo de que tras algunas informaciones que aparecen de vez en cuando sobre expedientes desclasificados que hablan de posibles naves del espacio hay que ir con mucha cautela".

1 comentario:

Pirulo dijo...

No entiendo nada. Si este cura lo tiene tan claro porque tantos estudiosos dicen que todo lo ummita es un fraude?